Beneficios para la piel y la salud de llevar calcetines de fibras orgánicas

Los tejidos orgánicos han venido para quedarse en el mundo de la moda. Cada vez son más y más las marcas (incluidas las más grandes) las que se interesan en crear una gama de colecciones creadas a partir de fibras orgánicas y sostenibles. Por eso, en este artículo, descubrirás que las prendas creadas con fibras orgánicas y sostenibles no son solo buenas para tu bolsillo a la larga, para mantener el medio ambiente o una ética social, sino que también resultará beneficiosa para tu propio cuerpo.

Desde los albores de la humanidad, los tejidos han sido algo fundamental a la hora de crear las primeras prendas de ropa. Desde la época de las cavernas hasta la primera revolución industrial, las fibras naturales eran las que más se utilizaban en la industria textil. Desde ropa, tapicería o agricultura, las fibras orgánicas han tenido un papel fundamental en toda nuestra historia.

A raíz de la industrialización, se han desarrollado a lo largo de las últimas décadas en la industria textil, ciertos materiales sintéticos reemplazando así a las fibras naturales por estos materiales, muy a pesar de las ventajas que estas tienen, no solo para el medio ambiente sino para todos los humanos.

Pero, ¿por qué ha aumentado este consumo de fibras sintéticas frente a las fibras naturales? La respuesta es simple: cuestan mucho menos de fabricar que las naturales y por ende su precio es mucho más barato.

Pero por mucho que pueda sorprender, se debe afirmar que las fibras textiles 100% naturales son mucho más saludables. Esto se debe a los beneficios que aportan ya que son mucho más transpirables o aislantes térmicos, características únicas que solo pueden aportar la lana o el algodón de máxima calidad, otorgando una higiene y tacto natural que no tiene comparación alguna.

Además, no hay que olvidar que el uso de los productos realizados con fibras naturales son una opción ética responsable ya que los procedimientos que se utilizan para realizar este tipo de ropa, son totalmente eco-friendly  y sostenibles, sin utilizar componentes químicos y sin generar tantos residuos como si producen los tejidos de fibras no orgánicos.

Hay que recalcar que las fibras orgánicas han sido realizadas sin uso de químicos como herbicidas, pesticidas o fertilizantes. Esto quiere decir que tiene un impacto muy positivo en nuestra piel ya que nos otorga las siguientes características a nuestro cuerpo:

1º Un tacto completamente suave. Imagina llevar una prenda durante todo el día manteniendo la suavidad al tacto.

2º Mantiene el cuerpo seco y caliente. Esto se debe a que expulsa con una mayor velocidad la humedad corporal, haciendo que transpire con mayor eficacia.

3º No hay electricidad estática. Al no haber componentes ajenos a los naturales, la electricidad estática no se produce.

4º Lavar fibras orgánicas no supone ningún reto ya que no son nada delicadas. Además, en la mayoría de los casos, no necesita plancha.

5º Protege más eficazmente frente a los rayos ultravioleta por lo que es la ropa ideal si quieres salir a pleno sol.

6º Rejuvenece e hidrata la piel puesto que sus componentes son beneficiosos para la misma.

7º Ayuda a combatir alergias cutáneas y dermatitis atópica.

Estas son solo algunas de las características más importantes de la ropa orgánica. Como puedes ver, hablamos de los mejores beneficios que cualquier prenda de ropa te puede aportar. Imagináte, llevar contigo no solo unos calcetines con un diseño único que atiende a la última moda siguiendo todas las tendencias actuales, sino que además es transpirable, cómodo y sobre todo resistente. 

Quién nos iba a decir que para crear la ropa del futuro, habría que recurrir al pasado.