Calcetines sin costuras, ¿porque sufrir?

Calcetines sin costuras en la puntera

Deberíamos todos preocuparnos más por esos pequeños detalles que hacen nuestras vidas más cómodas. Los calcetines sin costuras en la puntera son sin lugar a dudas uno de ellos. Mi relación con los calcetines fue siempre difícil, poco convencional, condicionada por ese sútil elemento de tortura en que se convertía una y otra vez la costura de la puntera de los calcetines. Durante años lleve los calcetines dados la vuelta para que esa maldita costura quedase hacia arriba y mortificase en un grado menor mis pies.
¿Maniático? No sé, quizás, no me considero un sibarita de los calcetines, pero no me negareis que unos calcetines, como Lolo Carolo, sin costura en la union de la puntera con el calcetín, y remallados a mano, son infinitamente más cómodos.
Pasear, brincar y correr, sin notar ese molesto roce de la costura de los calcetines se agradece.
Todavía recuerdo las insorportables ampollas y rozaduras del camino de Santiago, se me tuerce el gesto solo de recordarlo.
Sí, ya sé que la tendencia mayoritaria es la de culpar al calzado y aceptarlo como peaje necesario y redención del peregrino, pero en esto como en tantas otras cosas tengo que llevarle la contraria a la mayoría. La costura, la maldita costura de los calcetines fue la que me hizo sufrir. O al menos fue de forma innegable cooperadora necesaria.

Calcetines sin costuras de diseño de Lolo Carolo

Cual amante despechado he borrado ese traumatico recuerdo de los calcetines con costuras de mis recuerdos y de mi armario.
¿Mania exacerbada? o ¿justificada? ¿Qué piensas? Compártelo si crees que hay mas maniáticos con la costura de los calcetines por ¡ahí fuera! Gracias.